Menú

Chalecos Amarillos protestan en Francia durante desfile militar

Chalecos Amarillos protestan en Francia durante desfile militar

Decenas de integrantes del movimiento de los Chalecos Amarillos protestaron hoy en esta capital durante el desfile en los Campos Elíseos por el Día Nacional de Francia, acción que dejó al menos 150 detenidos.  Según reporta Prensa Latina.

Gritos en demanda de la renuncia del presidente Emmanuel Macron, el himno de los activistas y el lanzamiento de globos amarillos estuvieron entre las formas de manifestación escogidas por los protestantes, quienes se mezclaron con las decenas de miles de personas asistentes a la parada.

Los chalecos amarillos silbaron al jefe de Estado cuando pasó revista a las tropas participantes en el tradicional desfile para recordar la toma de la Bastilla en 1789, sublevación popular que fue el punto inicial de la Revolución Francesa.

A lo largo y ancho de la céntrica avenida parisina se produjeron forcejeos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, choques que terminaron con la detención de varios de ellos, aunque la Policía había arrestado desde temprano a algunos líderes del movimiento, como Maxime Nicolle y Jerome Rodrigues.

Según las autoridades, las causas de las detenciones van desde el porte de armas prohibidas hasta la violencia contra agentes del orden, el daño a bienes privados y la protesta no declarada.

Por primera vez desde el 16 de marzo pasado, los chalecos amarillos logran llevar sus demandas a los Campos Elíseos, zona a la que tienen prohibido el acceso, después de los escenarios de violencia vividos en la misma a principios de año.

Los activistas también salieron ayer a las calles para reclamar mejoras sociales y criticar al gobierno, en el trigésimo quinto fin de semana consecutivo de manifestaciones desde el 17 de noviembre.

El movimiento ha perdido fuerza con los meses, comenzó con casi 300 mil participantes pero ya no suele reunir a más de 15 mil, sin embargo, sus líderes aseguran que sigue vivo y trata de relanzarse.

La protesta durante el Día Nacional de Francia cumple el objetivo anunciado en las redes sociales de hacerse sentir y de demostrar que no están muertos, mientras el gobierno insiste en que sus recientes medidas han resuelto las preocupaciones de los franceses y por tanto las movilizaciones carecen de sentido.

En la tribuna ubicada en la Plaza de la Concordia se encontraban varios mandatarios europeos, entre ellos la canciller alemana, Angela Merker, invitados para los festejos por el 14 de julio y con el propósito de impulsar junto a Macron una iniciativa regional de defensa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *