Menú

Asesinan en Bolivia a nueve manifestantes

Asesinan en Bolivia a nueve manifestantes

Miles de bolivianos se congregan en la ciudad de El Alto para repudiar la represión gubernamental en una planta de hidrocarburos, que dejó nueve muertos, y anunciaron marcha con los ataudes hacia La Paz.

El gobierno de facto asesina a los manifestantes

“Nos vamos a dirigir con nuestros muertos para que la prensa internacional y nacional se entere de que este Gobierno ha matado a nuestros hermanos”, informó un dirigente de un cabildo en Senkata, distrito ocho de la ciudad de El Alto, localidad situada en el departamento de La Paz.

Con esta declaración, el dirigente convocó a sus conciudadanos a secundar una masiva movilización de luto para el jueves, en la que se portarán los ataúdes de los nueve fallecidos en el operativo policial-militar del martes para evacuar las cisternas con combustible de la planta de hidrocarburos de Senkata, a fin de paliar el desabastecimiento de carburantes en la región, señala HispanTV.

La convocatoria de la gran marcha en El Alto se realizó ante los centenares de manifestantes que se congregaron en esta localidad para protestar por los muertos que se ha cobrado la represión protagonizada por miembros de la Policía y del Ejército que, recurriendo al uso de armas de fuego, mataron a nueve personas e hirieron a más de 30 en la manifestación realizada en las inmediaciones de las instalaciones contra la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

Los manifestantes guardaron un minuto de silencio por los fallecidos

Los manifestantes, en su mayoría indígenas y simpatizantes del Movimiento al Socialismo (MAS), partido del dimisionario presidente boliviano, Evo Morales, guardaron un minuto de silencio por los fallecidos.

El lugar se encontraba bloqueado desde hacía días por seguidores de Morales, exiliado en México tras presentar su renuncia el 10 de noviembre en aras de pacificar el país tras una ola de represión contra miembros de su partido y funcionarios de su Gobierno.

Tras la dimisión del ya expresidente, la oposición proclamó a Áñez presidenta interina, lo que provocó que la población indígena del país comenzara a celebrar marchas, en un principio, en respaldo a Morales y para exigir la renuncia de Áñez, pero ahora demandan, además, la convocatoria de unas elecciones generales y el restablecimiento del hilo constitucional.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *